Qué ver en Comillas - Itinerario


En la costa cántabra, Comillas destaca por sus edificios medievales y barrocos y por haber estado ligada desde muy antiguo a la vida universitaria. En ella se formaron importantes personajes eclesiásticos, por lo que se la conoció en su momento como la villa de los arzobispos.

Por sus tierras han pasado muchas civilizaciones. Desde los celtas, a los que parece su nombre, a los romanos. Aunque su importancia se hizo más grande a partir de la Edad Media, cuando su industria ballenera empezó a crecer. Y, más aún, a partir del siglo XIX cuando Comillas se hizo famosa por los “baños de ola”, lo que atrajo a muchos turistas.

Cuando el primer Marqués de Comillas invitó a Alfonso XII en 1881, remodeló todo el pueblo para asombrar al rey. Así pasó a la historia por ser la primera localidad española en tener alumbrado público.

En un día se puede visitar Comillas y sus monumentos más representativos. Aquí os dejo el itinerario que nosotros hicimos, por si os sirve de ayuda. Dejamos el coche en la zona cercana al cementerio y nos pusimos a callejear temprano.


El cementerio de Comillas: impresiona bastante. No me gustaría pasar por allí de noche. Nos da la bienvenida el Ángel Exterminador, no os digo más. El cementerio se ubica sobre las ruinas de una antigua iglesia del siglo XV y contiene unos mausoleos del artista Josep Llimona en el XIX. Desde allí hay unas vistas preciosas del mar.


El Duque: desde el cementerio destaca la figura de este edificio solitario, parece una casa sacada de una historia de misterio. No se puede visitar porque es propiedad privada. Fue construida en 1899 para el Duque de Almodóvar del Río en el Prado de San José. En ella se puede ver la influencia de la arquitectura inglesa como consecuencia de la admiración de la burguesía española hacia el mundo anglosajón. A mí me recordó a las casa de Tim Burton. Juzgad vosotros mismos. 


Monumento al Marqués de Comillas: seguimos andando por El Parque Güell y Martos y vemos a lo lejos este monumento dedicado a Antonio López y López para reconocerle su mérito como marqués. Éste había obtenido el título gracias al apoyo económico prestado al Alfonso XII para su lucha contra la insurrección cubana, por ello en la estatua aparecían alegorías de las Antillas y de Filipinas. Aunque durante la Guerra Civil se fundieron sus bronces para hacer balas y hoy sólo podemos ver una parte de este monumento.


Corro de San Pedro: dejamos el parque atrás y nos adentramos ya en la villa para encontrarnos con este lugar. Un Corro era un lugar donde se jugaba a los bolos y se bailaba. Hoy es una plaza en la que se pueden observar edificaciones típicas de la arquitectura rural cántabra.

Iglesia de San Cristóbal: durante la misa de un domingo de 1617, el Duque del Infantado se quiso sentar en uno de los asientos de la antigua parroquia (hoy cementerio) por pleno derecho. El pueblo se ofendió y los vecinos acordaron trasladar los oficios a la ermita de San Juan y construir ellos mismos con su dinero y con su trabajo una nueva iglesia. Este fue el resultado.


Fuente de los Tres Caños: en la siguiente plaza encontramos la Oficina de Turismo, el Ayuntamiento y, al lado, esta fuente modernista diseñada también por Doènech i Montaner. Se construyó en 1889 en honor al hijo político del Marqués de Comillas.


Corro Campíos: otro ejemplo de típica plaza para jugar a los bolos, hoy está llena de restaurantes rodeados de típicas casonas de la época y con una maravillosa vista de la Iglesia de San Cristóbal al fondo.

El Capricho de Gaudí: por fin llegamos al emblema de Comillas. La entrada cuesta 5€, pero no merece mucho la pena. La visita dura muy poco. Nosotros estuvimos allí unos veinte minutos y nos dio tiempo a verlo todo.


Eso sí, su importancia es innegable. Lo mandó construir el concuñado del Marqués de Comillas porque quería tener su residencia de verano al lado del Palacio de Sobrellano. Es una de las pocas obras que Gaudí realizó fuera de Cataluña. Pertenece a su etapa orientalista y en él mezcla oriente y las artes: notas musicales, poesía, pintura… Es bastante pequeñito. En la primera planta hay una exposición sobre Gaudí y otra sobre sus sillas. Se puede subir a sus terrazas y salir al balcón a disfrutar de las vistas del jardín. Si no os interesa mucho el interior, desde el camino hacia la entrada del Palacio de Sobrellano, se pueden obtener unas imágenes muy bonitas del Capricho.


Palacio de Sobrellano y Capilla Panteón de los Marqueses: realmente me sorprendió mucho más que El Capricho. Está justo al lado, pero hay que atravesar un parquecillo para llegar a él. Verlo por fuera es gratis. Para verlo por dentro hay que concertar una visita con ellos y no siempre es fácil. Nosotros no pudimos hacerlo. Aun así, mereció la pena verlo por fuera.



El grandioso edificio de estilo neogótico con ciertos aires venecianos posee en el interior muebles de Antonio Gaudí y pinturas de Eduardo Llorens. En el exterior hay esculturas de Joan Roig. Fue el primer edificio de España en utilizar la luz eléctrica. Justo al lado del Palacio se halla la Capilla.



La Universidad de Comillas: el Marqués también le mandó construir este complejo neogótico-mudéjar. al Juan Martorell en 1883, quien ya le había hecho el Palacio de Sobrellano, para “ganarse el cielo”, pues su objetivo fue promover una gran “obra pía”. Por ello se destinó a formar a seminaristas pobres a cargo de los Jesuitas. Más tarde se convirtió en universidad privada y cuenta con 5 facultades, 2 escuelas y 6 institutos. Su sede se trasladó a Madrid y este edificio actualmente pertenece al Gobierno de Cantabria.


Para visitarla existen visitas guiadas de 30 minutos que cuestan 3’50€. Tenéis que tener en cuenta que está bastante lejos del centro y que, si queréis ir en coche, el parking cuesta 2€ más. Aquí tenéis información sobre los horarios.





Visitando el Laberinto de Villapresente


Desde que lo vi en la tele me pareció una idea interesantísima. Por eso, decidí ir en cuanto pudiera. Me encantó.

En Villapresente, cerca de Torrelavega, se alza un laberinto de 4000 cipreses. El más grande de España. Al dueño de la finca, un operario de montes, se le ocurrió llevar a cabo este proyecto pensando en el futuro trabajo de sus hijos. Como no hay trabajo, hay que crearlo. Y su idea está triunfando.

El laberinto lo componen un total de 4.000 cipreses, dispuestos en filas que suman unos cinco kilómetros de longitud y ahora alcanzan una altura de 2,5 metros. En total, ocupan una superficie de 5.625 metros cuadrados.


Nada más llegar vimos que el parking estaba completo y eso que era la hora de comer. Las visitas estaban en boca de todos. Me alegro.

A la entrada del laberinto hay un bar, con precios más que razonables. Todo está a precio de fuera. Y también venden camisetas de la atracción.

La verdad es que echamos casi una hora para poder salir de allí. Había un montón de gente que nos encontrábamos una y otra vez dando vueltas por los pasillos. Al final parecía que los conocías de toda la vida y formabas piña para intentar sacar la solución.


Por si te agobias o hay cualquier urgencia, hay dos salidas de emergencia. En el centro del laberinto también hay una zona para descansar un poco.

Puedes llevar también a tu perro para que te ayude a salir. Había muchos intentándolo, pero no fueron muy efectivos, la verdad. Bueno… por encontrar, me encontré hasta con un extraño mono que llevaba una mujer. No sé si están permitidos como mascota… pero el caso es que me lo encontré en mitad del laberinto y me llevé un susto...   :o


Me lo pasé genial y me reí mucho. Os lo recomiendo a todos los que paséis cerca de esta zona.

Precios del laberinto de Villapresente:
  • Mayores de 12 años: 4€.
  • De 7 a 12 años: 3€.
  • De 0 a 6 años: gratis.
  • Reservas: laberintodevillapresente.es
  • Horario: 10:30h-20:00h. De martes a domingo.


   LABERINTO DE VILLAPRESENTE   
La Gerra, 39539 Villapresente, Cantabria.
Teléfono: 636 83 67 85




Dónde aparcar gratis en Vitoria


Nosotros aparcamos en la zona de las Universidades. Está realmente cerca del centro. Si vais temprano, no hay mucho problema. Desde allí al centro hay menos de diez minutos andando.


Si no encontráis aparcamiento allí, Vitoria, en su empeño por ser una ciudad verde, cuenta con seis aparcamientos disuasorios para despejar el centro de coches. Estos aparcamientos son gratuitos y todos tienen una parada de autobús al lado para poder llegar rápido al centro:

1. Parking Portal de Foronda – Luis Olariaga
760 plazas. Horario ininterrumpido.

2. Parking Mendizorrotza en la Plaza García de Salazar.
740 plazas. Horario ininterrumpido.

3. Parking Mendizabala en el Portal de Lasarte.
1000 plazas. Horario ininterrumpido.

4. Parking Coronela Ibaibarriaga
192 plazas. Horario ininterrumpido.

5. Parking Fernando Buesa Arena en la Carretera de Zurbano.
2700 plazas. Horario ininterrumpido.

6. Parking de la calle Madrid – Entrada por la calle Oñati.
255 plazas. Horario ininterrumpido.




Opinión del hotel Premier Inn Abu Dhabi Capital Centre


Este hotel de 242 habitaciones tiene una buena relación calidad / precio. A nosotros nos costó 48€ la noche a través de Expedia. La atención fue buenísima. Nos avisaron en todo momento de las novedades que tenían en cuanto a las actividades que teníamos contratadas (a través de otra empresa) y el servicio despertador funcionó muy bien. La señal de wifi (gratis) llegaba perfectamente y a mucha velocidad.

Al precio de la habitación hay que sumarle 15AED por noche, más un 4% del total. Este dinero es una tasa turística municipal. No tiene nada que ver con ellos.

Nos habían advertido de que en muchos hoteles (sobre todo en los baratos) te exigían pruebas de estar casado para que una pareja se aloje en la misma habitación. A nosotros no nos pidieron nada. No hubo ningún problema.

Foto propia

Nuestra habitación tenía servicio de té, café y botellas de agua gratis; televisión plana, escritorio, nevera, aire acondicionado, una amplia cama de matrimonio y un sofá tipo diván para relajarse frente a la ventana. Todo estaba limpísimo y cuidado.

booking.com

Aunque no los usamos, el hotel también cuenta con piscina, jacuzzi y gimnasio.

Localización

El hotel está situado al lado del Abu Dhabi National Exhibition Centre (ADNEC), cerca de Al Karamah Street. La zona está llena de hoteles y embajadas, y está muy cerca del Zayed Sports City. No es céntrica. Los mejores hoteles (y los más caros), se encuentran en la zona del Corniche y de Yas Island.

Nosotros lo elegimos porque parecía estar cerca de la mezquita de Sheikh Zayed y pensamos hacer el recorrido andando. Los 4 km que hay entre la mezquita y el hotel se hicieron interminables bajo los 48º que hacía. Nos fuimos parando en las paradas de autobús que veíamos para descansar con el aire acondicionado. El calor nos afectaba más porque veníamos del invierno australiano. Pensaba que nos iba a dar algo. Al final, por fin vimos un taxi y lo paramos cuando quedaba poco para llegar.

Si vais en taxi, dejadle bien claro al conductor qué hotel es porque se pueden confundir con otro que hay cerca del aeropuerto que también es Premier Inn. A mí me costó convencerlo de que no era ése. Aquí os podéis descargar la página que le tenéis que enseñar al taxista para que comprenda mejor la dirección. La ofrece el propio hotel:


Lo mejor es ir cogiendo taxis para visitar lo más relevante de Abu Dhabi. Os ahorraréis el tórrido calor y no os saldrá muy caro. El Corniche está a menos de 20 minutos en coche.



   PREMIER INN ABU DHABI CAPITAL CENTRE   
Abu Dhabi, 95219 Emiratos Árabes Unidos
Teléfono: (971) 2 8131999, Fax: (971) 2 6500979


Cómo vestirse para visitar Abu Dhabi


Cuando fui me encontré una ciudad con tanto mestizaje que realmente la gente vestía como le daba la gana. Vi desde el burka, hasta minifaldas y bikinis. Y a nadie parecía molestarle nada. En todo caso, aquí os cuento todo lo que aprendí sobre el código de vestimenta y los trajes típicos de este emirato, pero que también pueden servir para los demás países de la zona:


Hombres:

Los hombres pueden pasear sin problemas con pantalón largo y camiseta de manga corta, aunque se prefiere la manga larga. Lo preferiréis vosotros mismos cuando os atice el sol en la piel. Siempre es mejor ir cubierto con un tejido fresquito. El sol, en unos pocos minutos, te ha quemado. Y, si estáis en un sitio cerrado, como en unos grandes almacenes, también lo agradeceréis porque el aire acondicionado está a tope, preparado para los largos trajes árabes. En estos casos, hay un cartel en la entrada que nos recuerda que debemos entrar con los hombros y las rodillas cubiertas.


El traje tradicional masculino es el Dishadasha o Kandura. Un vestido largo y blanco impecable. En la cabeza llevan el Gutra, un pañuelo de cuadros rojos y blancos, aunque puede haber de otros colores, según el gusto de cada uno.

Mujeres:

Normalmente se distingue perfectamente una occidental con su ropa y una mujer árabe vestida con sus trajes tradicionales. Cada uno puede ir como quiera, es cuestión de tener un poquito de decoro. Los escotes y minifaldas están permitidos, también lo están los pantalones ajustados, aunque se ven más en los bares y discotecas. El problema es aguantar las miradas de los trabajadores procedentes de otras partes de Asia y poco acostumbrados a ver las ropas occidentales y lo que éstas enseñan. Eso ya es cuestión de cada una.

El traje tradicional femenino es la Abaya, una túnica larga negra. Puede tener distintos motivos (incluso pueden tener piedras preciosas), aunque el más común es el negro liso.

Para la cabeza hay distintos tipos de pañuelos:

- Hiyab: es el que más vi. Es un pañuelo común, atado al cuello. Es el que te prestan para visitar la Gran Mezquita.


- Niqab: es un pañuelo negro que cubre la cabeza y la boca.


- Burka: una túnica que puede ser de distintos colores y que tapa el rostro por completo. Es el preferido por las mujeres mayores. Sus rejillas en los ojos sólo permiten mirar de frente.

https://es.wikipedia.org/wiki/Burka

- Chador: una túnica negra, semicircular que sólo deja un hueco para la cara.

Wikipedia

En las playas hay tanto mestizaje que podemos ver gente con burkini al lado de gente con el típico bikini.

En el cartel para entrar a la Mezquita Sheikh Zayed, se deja bien claro lo que se permite y lo que no para visitarla:


Espero haberos ayudado y que os sirve para disfrutar de vuestra visita ;)