Dónde aparcar gratis en Vitoria


Nosotros aparcamos en la zona de las Universidades. Está realmente cerca del centro. Si vais temprano, no hay mucho problema. Desde allí al centro hay menos de diez minutos andando.


Si no encontráis aparcamiento allí, Vitoria, en su empeño por ser una ciudad verde, cuenta con seis aparcamientos disuasorios para despejar el centro de coches. Estos aparcamientos son gratuitos y todos tienen una parada de autobús al lado para poder llegar rápido al centro:

1. Parking Portal de Foronda – Luis Olariaga
760 plazas. Horario ininterrumpido.

2. Parking Mendizorrotza en la Plaza García de Salazar.
740 plazas. Horario ininterrumpido.

3. Parking Mendizabala en el Portal de Lasarte.
1000 plazas. Horario ininterrumpido.

4. Parking Coronela Ibaibarriaga
192 plazas. Horario ininterrumpido.

5. Parking Fernando Buesa Arena en la Carretera de Zurbano.
2700 plazas. Horario ininterrumpido.

6. Parking de la calle Madrid – Entrada por la calle Oñati.
255 plazas. Horario ininterrumpido.




Opinión del hotel Premier Inn Abu Dhabi Capital Centre


Este hotel de 242 habitaciones tiene una buena relación calidad / precio. A nosotros nos costó 48€ la noche a través de Expedia. La atención fue buenísima. Nos avisaron en todo momento de las novedades que tenían en cuanto a las actividades que teníamos contratadas (a través de otra empresa) y el servicio despertador funcionó muy bien. La señal de wifi (gratis) llegaba perfectamente y a mucha velocidad.

Al precio de la habitación hay que sumarle 15AED por noche, más un 4% del total. Este dinero es una tasa turística municipal. No tiene nada que ver con ellos.

Nos habían advertido de que en muchos hoteles (sobre todo en los baratos) te exigían pruebas de estar casado para que una pareja se aloje en la misma habitación. A nosotros no nos pidieron nada. No hubo ningún problema.

Foto propia

Nuestra habitación tenía servicio de té, café y botellas de agua gratis; televisión plana, escritorio, nevera, aire acondicionado, una amplia cama de matrimonio y un sofá tipo diván para relajarse frente a la ventana. Todo estaba limpísimo y cuidado.

booking.com

Aunque no los usamos, el hotel también cuenta con piscina, jacuzzi y gimnasio.

Localización

El hotel está situado al lado del Abu Dhabi National Exhibition Centre (ADNEC), cerca de Al Karamah Street. La zona está llena de hoteles y embajadas, y está muy cerca del Zayed Sports City. No es céntrica. Los mejores hoteles (y los más caros), se encuentran en la zona del Corniche y de Yas Island.

Nosotros lo elegimos porque parecía estar cerca de la mezquita de Sheikh Zayed y pensamos hacer el recorrido andando. Los 4 km que hay entre la mezquita y el hotel se hicieron interminables bajo los 48º que hacía. Nos fuimos parando en las paradas de autobús que veíamos para descansar con el aire acondicionado. El calor nos afectaba más porque veníamos del invierno australiano. Pensaba que nos iba a dar algo. Al final, por fin vimos un taxi y lo paramos cuando quedaba poco para llegar.

Si vais en taxi, dejadle bien claro al conductor qué hotel es porque se pueden confundir con otro que hay cerca del aeropuerto que también es Premier Inn. A mí me costó convencerlo de que no era ése. Aquí os podéis descargar la página que le tenéis que enseñar al taxista para que comprenda mejor la dirección. La ofrece el propio hotel:


Lo mejor es ir cogiendo taxis para visitar lo más relevante de Abu Dhabi. Os ahorraréis el tórrido calor y no os saldrá muy caro. El Corniche está a menos de 20 minutos en coche.



   PREMIER INN ABU DHABI CAPITAL CENTRE   
Abu Dhabi, 95219 Emiratos Árabes Unidos
Teléfono: (971) 2 8131999, Fax: (971) 2 6500979


Cómo vestirse para visitar Abu Dhabi


Cuando fui me encontré una ciudad con tanto mestizaje que realmente la gente vestía como le daba la gana. Vi desde el burka, hasta minifaldas y bikinis. Y a nadie parecía molestarle nada. En todo caso, aquí os cuento todo lo que aprendí sobre el código de vestimenta y los trajes típicos de este emirato, pero que también pueden servir para los demás países de la zona:


Hombres:

Los hombres pueden pasear sin problemas con pantalón largo y camiseta de manga corta, aunque se prefiere la manga larga. Lo preferiréis vosotros mismos cuando os atice el sol en la piel. Siempre es mejor ir cubierto con un tejido fresquito. El sol, en unos pocos minutos, te ha quemado. Y, si estáis en un sitio cerrado, como en unos grandes almacenes, también lo agradeceréis porque el aire acondicionado está a tope, preparado para los largos trajes árabes. En estos casos, hay un cartel en la entrada que nos recuerda que debemos entrar con los hombros y las rodillas cubiertas.


El traje tradicional masculino es el Dishadasha o Kandura. Un vestido largo y blanco impecable. En la cabeza llevan el Gutra, un pañuelo de cuadros rojos y blancos, aunque puede haber de otros colores, según el gusto de cada uno.

Mujeres:

Normalmente se distingue perfectamente una occidental con su ropa y una mujer árabe vestida con sus trajes tradicionales. Cada uno puede ir como quiera, es cuestión de tener un poquito de decoro. Los escotes y minifaldas están permitidos, también lo están los pantalones ajustados, aunque se ven más en los bares y discotecas. El problema es aguantar las miradas de los trabajadores procedentes de otras partes de Asia y poco acostumbrados a ver las ropas occidentales y lo que éstas enseñan. Eso ya es cuestión de cada una.

El traje tradicional femenino es la Abaya, una túnica larga negra. Puede tener distintos motivos (incluso pueden tener piedras preciosas), aunque el más común es el negro liso.

Para la cabeza hay distintos tipos de pañuelos:

- Hiyab: es el que más vi. Es un pañuelo común, atado al cuello. Es el que te prestan para visitar la Gran Mezquita.


- Niqab: es un pañuelo negro que cubre la cabeza y la boca.


- Burka: una túnica que puede ser de distintos colores y que tapa el rostro por completo. Es el preferido por las mujeres mayores. Sus rejillas en los ojos sólo permiten mirar de frente.

https://es.wikipedia.org/wiki/Burka

- Chador: una túnica negra, semicircular que sólo deja un hueco para la cara.

Wikipedia

En las playas hay tanto mestizaje que podemos ver gente con burkini al lado de gente con el típico bikini.

En el cartel para entrar a la Mezquita Sheikh Zayed, se deja bien claro lo que se permite y lo que no para visitarla:


Espero haberos ayudado y que os sirve para disfrutar de vuestra visita ;)


Nuestra experiencia del Safari por el desierto de Abu Dhabi


Para aprovechar nuestra escala en Abu Dhabi contratamos a través de la web Getyourguide.es una excursión por el desierto. No las teníamos mucho con nosotros porque nunca habíamos contratado con ellos, pero mereció la pena. Cuando llegamos al hotel la recepcionista nos dio un mensaje de la empresa diciéndonos que habían llamado y que vendrían a buscarnos a las 16’30.

Puntual, nuestro guía nos recogió en un todoterreno muy limpio y bien mantenido. Dentro iban ya dos viajeros y fuimos al EmiratesPalace a recoger a otra pareja más. Un lujazo de hotel.


Ya completos, nuestro guía nos llevó directamente al desierto tras una media hora de coche. Nos dijo que íbamos a hacer una parada para hacer fotos del desierto. Allí había otros coches de la misma compañía que estaban haciendo exactamente lo mismo. Nos unimos a ellos y comenzamos nuestro safari.




Empezamos a subir y bajar dunas, a quedarnos sobre dos ruedas, que parecía que nos íbamos a caer, y a correr. Si os mareáis con facilidad, tomad antes alguna pastilla para el mareo porque se sufre un poco. El estómago queda totalmente revuelto y varios de los demás coches acabaron vomitando.

Capots abiertos para que no se quemen


Al poco rato paramos para ver unos camellos que había en un cercado en mitad del desierto. Nos hicimos fotos con ellos, pero no pudimos montarnos. Nos dijeron que, para montar teníamos que esperar a llegar al poblado.



Nos subimos de nuevo en el coche y continuamos con las dunas. Pero, esta vez, mucho más rápido y con más emoción. Acabé mareada, pero me gustó la experiencia. Me llamó la atención que hubiera zonas llenas de basura en el desierto. Me pregunto cómo será esto más allá de todo lo que tienen montado para los turistas… ¡Qué pena que tuviera tan poco tiempo!



Después de nuestro último tramo haciendo filigranas por la arena, llegamos al “poblado” árabe tradicional. Lo llamo poblado entre comillas, porque realmente era como un chill out en mitad de la arena. Fuera había camellos en los que podías montarte por unos minutos y una zona para hacer snowboard en la arena. Yo lo dejé pasar, iba ya llena de arena y no tenía más ganas de embadurnarme. Si hubiera estado más tiempo en los Emiratos, lo hubiera intentado, seguro. Los que no quisimos, subimos una duna para ver la puesta de sol. 


Dentro del poblado empezaron a organizarse los chiringuitos. En uno de ellos había té y dátiles, en otro podías probarte trajes tradicionales de Abu Dhabi para hombres y mujeres y hacerte una foto, en otro había tatuajes de henna y los últimos era tiendas de souvenirs.




En el centro estaba el escenario y, alrededor, estaban las mesas y los cojines para sentarse. En frente de nosotros se encontraba la barra libre. Podías pedir todas las bebidas sin alcohol que quisieras, las alcohólicas se pagaban aparte. Me llamó la atención.

Los servicios estaban impecables. Increíble para estar en una zona llena de arena.  

Cuando estuvo todo listo, llamaron para el buffet. Gran cantidad de comida muy bien preparada y para todos los gustos: arroz, falafel, hummus casero, ensaladas, pinchos, chuletas a la barbacoa, pan árabe… muchísimas cosas, podías repetir tanto como quisieras. De postre había dulces árabes y fruta.

Después de comer, nos fuimos a otra zona donde estaban preparando sishas con carbón natural. Había de varios sabores y estaban buenísimas. Además, uno de los camareros venía de vez a cuando a comprobar el carbón y que tiraba bien.

Cuando todo el mundo se había hartado ya de comer, empezó el espectáculo de danza del vientre. La bailarina fue muy buena y el baile fue excepcional. Me encantó.



Para acabar, cortaron la música y las luces. Todo se quedó en silencio y nos recostamos sobre los cojines para contemplar la noche estrellada del desierto. Estuvimos así unos minutos, hasta que encendieron las luces de nuevo y nuestro guía vino a buscarnos. El camino de vuelta al hotel, llenos de arena, ya fue por la carretera normal y mucho más tranquilo.

Llegamos al hotel alrededor de las 21’30. Todo nuestro planning se había cumplido. Nos duchamos, descansamos un poco y cogimos el taxi al aeropuerto. Se acababa nuestro viaje. ¿Con ganas de llegar a casa? Noooo. ¡Con ganas de empezar a planear otro!

Precio: a través de Getyourguide.es nos costó 53€ por persona (todo incluido). El operador local que organizó la visita fue Best Value Tourism LLC (+971 555810948  reservations@bestvalue-tours.com).

Hay multitud de precios en internet para hacer esta actividad. incluso en su misma página web. En los hoteles de Abu Dhabi también hay muchos folletos. Nuestra experiencia es que al final acabas en un sitio parecido y haciendo lo mismo, la diferencia está en el precio que pagas por ello. A los que lo contrataron en el Emirates Palace les costó huevo e hicieron lo mismo que nosotros, viajando a nuestro lado. Por lo que mirad ofertas y esperad a que salga una buena. En muchos casos es como en China, así te veo, así te cobro. Pero, en este caso es: Miro donde te alojas y así te aplico un precio u otro.

En cualquier caso, nuestra experiencia fue muy buena. A pesar de ser una “turistada en toda regla”, disfrutamos mucho. 

Amaneciendo en el último avión de vuelta a casa.

Cambiar dinero en Abu Dhabi y usar la tarjeta de crédito

Por toda la ciudad hay plena disponibilidad de cajeros y casas de cambio, sobre todo en los zocos y en los centros comerciales. En ellas ofrecen un cambio mucho mejor que el que podamos encontrar en el aeropuerto.

Si no os queda otra porque llegáis tarde, en el aeropuerto se puede cambiar a cualquier hora del día y de la noche. Funcionan las 24 horas. Lo mínimo que se puede cambiar en el mostrador que hay frente a la puerta de International Arrivals es de 50€. No admitieron menos.

Por 50€ nos dieron 155.42 Dirham. Y se quedaron una comisión de 15’00 AED, más una tasa de 20’00 AED.

Los bancos abren normalmente de sábado a jueves de 8:00 am a 3:00 pm, aunque algunos abren hasta las 8:30 pm después de cerrar a medio día.


Cajeros

No os aconsejo sacar del cajero, en los últimos años las comisiones se están encareciendo en muchos bancos. Ya no están los beneficios antiguos de tarjetas como la de ING, que no cobraba comisiones. Ahora sí. Cobra 2€ por transacción.

Tarjetas de crédito

La mayoría de las tarjetas de crédito se aceptan por todos lados. Aquí tendréis que hacer cuentas a ver si os sale mejor cambiar dinero o ir pagando con la tarjeta. Nunca me habían aplicado una tasa por pagar con una tarjeta española un producto en otra moneda. Me lo cobraban en esa moneda y ya está. Pero a partir de este año sí que lo han hecho. Me han aplicado un 3% de comisión cada vez que pagaba algo en otro país que no usara euros. Una estafa. De cada 100€ pagados, se han ido quedando 3€ ellos. Al final, se me ha ido un pico con la tontería ésta.

La moneda de los Emiratos Árabes Unidos: 
El Dirham (AED)

La moneda oficial es el dirham de los Emiratos Árabes Unidos (AED), que se divide en 100 fils. No existe regulación sobre las divisas. El dirham está en equivalencia con el Dólar estadounidense. Desde noviembre de 1997, se ha establecido una tasa de cambio alrededor de 3,6725 AED = 1 USD.

Monedas:

Existen monedas de 1, 5, 10, 25, 50 fils y 1 dirham, pero las de 1, 5 y 10 no se usan mucho. En la práctica, la cantidad se redondea arriba o abajo hasta los 25 fils.





Billetes:

Hay billetes de 5, 10, 20, 50, 100, 200, 500 y 1000. Sus textos en el anverso están escritos en árabe y sus números son arábigos. En el reverso, los textos están en inglés.